Un panorama cuantitativo y cualitativo de los NNYA adolescentes en virtud de la ley de salud mental

La Asesoría General Tutelar, hasta 2013 comandada por una fuerza de oposición en la Ciudad -coherente con el estatuto de contralor y auditoría- se preocupó tempranamente por la institucionalización amparada en motivos de padecimiento mental y produjo algunos documentos temáticos– Acaso, lo más interesante es que puso sobre el tapete un problema hasta el momento invisibilizado: la gran cantidad de NNYA con órdenes de externación que permanecían “cautivos” en instituciones conveniadas con el gobierno de la CABA por no tener referentes que se hicieran cargo de los mismos. Un número nada desdeñable por cierto, sumado a que los hogares otrora de atención integral, es decir, aquellos que tradicionalmente se ocupaban de los chicos con problemas asistenciales (los típicos casos de abandono material o moral, violencia, abandonos y otros padecimientos) habían empezado a convertirse en hogares de atención especializadas, lo que se tradujo en una mayor profesionalización y en consecuencia, la asignación de mejores montos percibidos per capita.

La Unidad de Letrados para personas menores de edad creada por el artículo 22º de la LNSM confecciona sus propios registros de los casos en que se informa a esa Unidad de internaciones de personas menores de edad.

Unidad de letrados. Algunos datos [Información extractada de Acceso a la Justicia de Niños, Niñas y Adolescentes internados por salud mental o adicciones. Testimonio 2012-2014. Ministerio Público de la Defensa, 2015.]

Una vez creada la Unidad de letrados para personas menores de edad, ésta se dio la tarea de inventariar las instituciones en el ámbito de la CABA destinadas a receptar internaciones de personas menores de edad a fin de analizar las condiciones y prestaciones de cada una de ellas conforme a los requerimientos de la ley de salud mental.

Relevamiento inicial: 2012

En los primeros meses del año 2012 se visitaron 58 instituciones, de las cuales poco más de la mitad (28) receptaba casos susceptibles de ingresar en los parámetros de la ley de salud mental (padecimientos y adicciones). De estas 28 instituciones, 11 eran públicas, 3 privadas con convenio y 3 privadas sin convenio. Al momento del relevamiento, había 123 NNYA internados, 70 varones y 53 mujeres.

Una distribución por edad daba cuenta que había 28 casos de personas de 17años; 29  de 16; 18 de 15; 13 de 14; 7 de 13 años; 6 de 12 años, 4 de 11; 2 de 9, 1 de 8; uno de 7, y 14 casos en que no se informaba la edad. Es decir, la gran mayoría estaba comprendido en la franja adolescente (entre 13 y 17 años). Muchos de los NNYA internados tenían su centro de vida en la PBA.

Primeros dos años de ejercicio: junio 2012-  junio 2014

Una vez concluido el relevamiento inicial, la Unidad de letrados comenzó a registrar las intervenciones que hizo en calidad de asistencia técnica. Así, durante los dos primeros años recibieron 1791 comunicaciones. En 1718 se asumió la Defensa Técnica. El promedio mensual de casos fue de 71, traduciéndose esto en 3 o 4 casos nuevos por día hábil. El 92,55% de las comunicaciones procedieron del propio lugar de internación; en el 2,5% fue el Juzgado quien comunicó a la U.L, y del restante 4,95% la UL tomó conocimiento de variadas formas (familiares, organismos, casos detectados en visitas, etc.).

Respecto a las edades, el 8,71 de los casos fueron de personas comprendidas entre los 5 y los 12 años en tanto, el 91,29% restante corresponde a adolescentes comprendidos entre los 13 y los 17 años. La distribución de género marcó una prevalencia de varones (53,67%) sobre mujeres (46,32%). Esta diferencia es sensiblemente menor que la que aparece cuando se trata de institucionalizaciones motivadas en motivos penales. La salud mental equipara bastante la distribución de género.

Las internaciones se realizaron mayoritariamente en prestadores públicos (60,01%). Estas internaciones se distribuyeron en 15 efectores cuyo rango varió entre 609 y 1 menores atendidos. Los prestadores privados recibieron el restante 40% de los casos y en este caso, los efectores fueron 22. Las internaciones en efectores privados tuvieron cobertura de obra social en el 77,84· de los casos, medicina prepaga en el 20,21%; particular en el 0,9% y solo el 1,05 fue cubierta por Estado. Según consigna el informe, no hay correlación estrecha entre el establecimiento de internación y la cobertura del paciente detectándose muchos casos en que pacientes con obra social y/o prepaga prefieren el efector público.  A finales de mayo, habían finalizado 1685 casos, y de éstas, 1024 habían transcurrido en establecimientos públicos y 661 en establecimientos privados.

El 60% de las personas internadas en CABA no tenía su centro de vida en la jurisdicción; siendo la mayoría de la PBA, de otras provincias y otros países.

Un dato interesante que surge el Informe, es que un alto porcentaje (44,80%) habían cursado alguna internación anterior.

Respecto a la modalidad de tratamiento, un 27,66% fueron motivados en problemáticas adictivas, un 63,09% en problemáticas de salud mental y un 9,26 en problemáticas duales.

Según los casos que pudieron reconstruirse, el consentimiento fue otorgado por los propios NNYA en el 45,12% de los casos, en tanto no fue otorgado en el 54,88% . En restante. En la mayoría de los casos los representantes legales prestaron conformidad (88,5%). En casi todos los casos se visitó a la persona internada (91,57%), debiendo explicarse los casos en que no se visitó en internaciones por lapsos muy breves (horas en muchos casos) a veces inferiores al tiempo en que se tarda en dar comunicación a la UL. La UL intervino en el mismo día de la internación en el 6,74% de los casos, dentro de las 24 horas en el 32,60%; dentro de las 48 hs. en otro 20% y dentro de las 72 o más el restante 40%.

Otro dato interesante que surge del informe es que la mayoría de los casos en que se cesó la intervención por parte de la UL  (1685) se debe a que fue otorgada el alta (1051), prosiguiendo en el orden de motivos de cese el abandono del tratamiento (443 casos). El resto de los motivos son residuales.  También cabe connotar que en 90 casos había otros expedientes conexos (55 por control de legalidad ley 26.061 –motivos de protección-  y 35 por disposición tutelar –motivos penales).

Datos recientes: Año 2015

Total de internaciones: 1216

Efectores

  • Hospitales públicos: 805
  • Clínicas privadas 411

Distribución según sexo:

  • Mujeres: 580
  • Varones: 536

Edades:  

  • Mujeres entre 8 y 12 años: 45
  • Varones entre 5 y 12 años: 73
  • Mujeres entre 13 y 17 años: 602
  • Varones entre 13 y 17 años: 423

Datos recientes: Marzo de 2016

  • Total de NNYA internados: 166
  • Distribución según sexo: 88 mujeres, 78 varones.
  • Distribución según efectores: Clínicas privadas, 53; hospitales públicos 113
© Copyright 2016 25344157, All rights Reserved. Written For: