IMPOTENCIA, INDIGNACIÓN Y DESAMPARO…… ¡NUNCA MÁS!

Los hechos de violencia perpetrados por fuerzas de seguridad sobre adolescentes y jóvenes no son una novedad. Lamentablemente, los informes de la PROCUVIN –Procuraduría contra la violencia institucional- ya nos alertaban sobre la entidad y magnitud de este fenómeno hace unos años.

En el informe publicado en setiembre de 2015 “VIOLENCIA POLICIAL SOBRE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN EL ÁMBITO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES”, el Área de Registro y Bases de Datos analiza cuantitativa y cualitativamente las denuncias por accionar violento de las fuerzas de seguridad sobre niños, niñas y adolescentes en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires[1]. Así, sabemos que durante aquel año el Sistema de Registro y Seguimiento de Intervenciones de Procuvin (SIRSIP) cargó 347 causas relativas a hechos de violencia policial sobre niños, niñas y adolescentes en la Ciudad de Buenos Aires. Estas causas incluyen a 378 víctimas de actos de violencia policial-institucional y solo incluye a los hechos en los que la/s víctima/s tuvieron voluntad de efectuar la denuncia penal al momento de su ingreso al CAD. Esto significa existe un subregistro ya que, tal como consigna el informe, “si bien la política institucional del CAD es la de comunicar a la justicia todos los casos, puede suceder que un joven no reconozca y/o niegue en su relato haber sido víctima de violencia por parte de las fuerzas de seguridad, por diversos motivos tales como el miedo a las represalias y/o a que su denuncia “complique” su situación judicial, por la falta de expectativas respecto del avance de este tipo de denuncias, entre otros motivos”. Sabemos que la mayoría de las víctimas son varones (96%); que la persona de menor edad tenía 10 años al momento de sufrir el hecho de violencia; que la mayoría de las víctimas son argentinas; que portaban su documento al momento del hecho; que la Policía Federal es la fuerza de seguridad más denunciada, seguida por la Policía Metropolitana, y que las comisarías que intervienen en zonas urbanas cercanas a barrios precarios o villas son las que lideran el ranking de denuncias. La Prefectura era, para 2015, la fuerza de seguridad menos denunciada.

La dimensión cualitativa de las denuncias es escalofriante: desde los golpes y uso de esposas, pasando por el robo y destrucción de pertenencias personales, hasta amenaza con armas de fuego cargadas, golpes de culatazos, amenazas de muerte y torturas con picana eléctrica y submarino. En el caso de las mujeres, además, vejámenes y ultrajes a su intimidad.

Aun con subregistro, 347 causas con 378 víctimas anuales constituyen un dato más que preocupante, que debería llamar a la acción urgente. Estas cifras corresponden a 2015. Según la información disponible, los hechos de violencia se habrían triplicado en lo que va de 2016. La Dra. María del Carmen Verdú (CORREPI) afirma que las denuncias de violencia institucional pasaron de 2 ó 3 semanales hasta diciembre de 2015 a 2 ó 3 diarias en 2016.

Es en ese marco en que debe leerse lo ocurrido a Ezequiel y a Iván el 24 de setiembre pasado en la Villa 21, donde viven. Ambos  jóvenes, de 15 y 18 años respectivamente, sufrieron una represión brutal por parte de efectivos de las fuerzas de seguridad, en este caso, de la Prefectura.Cabe recordar la represión en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores el 19 de diciembre de 2015 cuando un grupo de vecinos que integraban una murga barrial y entre los cuales había varias personas jóvenes y menores de edad, fueron agredidos y heridos con balas de goma por parte de efectivos de la fuerza de seguridad.

(Ver comunicado de la red: http://observatoriojovenesiigg.sociales.uba.ar/2016/02/05/repudio-a-la-represion-en-la-villa-1-11-14-del-bajo-flores/

Golpes, insultos, verdugueos, esposamiento, amenazas, torturas, simulacro de fusilamiento y robo de pertenencias fueron algunos de los vejámenes sufridos por estos dos jóvenes. Todos están tipificados como delitos según el Protocolo Facultativo de la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes aprobado en el país por la Ley Nº 25.932/2004 y en cuyo artículo 17 dispone que cada Estado parte mantendrá, designará o creará uno o varios mecanismos nacionales independientes para la prevención de la tortura, siendo sus disposiciones aplicables sin excepción o limitación alguna (art. 29º). La Argentina mediante la Ley Nº 26.827/12 creó el Sistema Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y en forma concomitante se creó el Registro Nacional de casos de tortura que proporciona información permanente sobre los hechos detectados. Así, el horror del relato de lo ocurrido a Iván y Ezequiel se multiplica por cada uno de los adolescentes y jóvenes vulnerados física o psicológicamente por las fuerzas de seguridad. En esta ocasión, el caso tomó estado público y la Garganta poderosa. Resistencia Villera fue un eficaz difusor de lo ocurrido ya que los chicos participan de este colectivo.

El valor de Iván permitió conocer el relato de primera mano. Él se animó a contar lo que había vivido, a dar la cara y enfrentar las cámaras. Claro que Iván es uno más de tantos jóvenes que alberga proyectos, sociabiliza en diversos espacios, tiene familia, sostiene valores, despliega prácticas generacionales, conoce la realidad de su barrio y no es indiferente a la suerte de sus pares.

Luego del gravísimo episodio ocurrido y de su denuncia, Iván no se amedrantó cuando identificó a uno de los prefectos que los había sometido a torturas en la misma comisaría donde fue a realizar la denuncia. Y tampoco se amedrentó cuando fue a la televisión y lo denunció públicamente. Y se mostró ante las cámaras desafiando estigmas, él con su familia.

Pero como la impunidad de las fuerzas de seguridad continúa, Iván sufrió la represalia por su valentía y dignidad. Cuando regresó a su barrio fue nuevamente víctima de violencia, amenazas y represión por parte de la Prefectura que había denunciado. Ante estos hechos reiterados –que no parecen aislados sino sistemáticos- sobreviene la escalofriante sensación de desprotección, miedo e inseguridad ante el accionar de las fuerzas estatales. La vía libre para matar y reprimir, la impunidad que se consagra, la bendición gubernamental a la violencia y venganza privadas mal llamadas justicia por mano propia, la mirada benevolente hacia aquellos que privilegian la propiedad privada por sobre la vida y cometen homicidio en supuesta defensa de sus bienes y la indiferencia por parte del gobierno (desde el presidente hasta la Ministra de Seguridad y el Secretario de Derechos Humanos) ante actos tan aberrantes hieren la más profunda sensibilidad de nuestra democracia.

Ante esto expresamos:

  • nuestro más profundo repudio a episodios de violencia, ultraje y tortura por parte de los efectivos de las fuerzas seguridad hacia niños, adolescentes y jóvenes;
  • nuestra exigencia de inmediato esclarecimiento y castigo a los culpables materiales e intelectuales de los reiterados hechos que sufrieron Iván y Ezequiel días pasados;
  • nuestra más profunda preocupación por la indiferencia gubernamental ante la suerte represiva y persecutoria que vive un sector significativo de la población;
  • nuestro desagrado por el giro punitivo que expresan las políticas de seguridad en la actualidad, aumentando los efectivos policiales con vía libre para el uso discrecional de la fuerza letal.

Desde la Red de Investigadores de Juventud de la Argentina (RENIJA) expresamos nuestra solidaridad con Ivan, Ezequiel, sus familias, amigos y todos los jóvenes que son objeto de prácticas vejatorias por parte de las fuerzas de seguridad, exigimos el esclarecimiento de los hechos, el castigo a los culpables, el cambio en las políticas públicas de seguridad y adherimos al NUNCA MÁS.

TODOS SOMOS IVAN Y EZEQUIEL.

Adherimos y convocamos al ACTO DE REPUDIO CONTRA LOS GRUPOS DE TAREAS 2016. JUEVES 6 DE OCTUBRE EN IGUAZU Y OSVALDO CRUZ, VILLA 21-24 A LAS 16 HS (FLYER EN http://www.lapoderosa.org.ar/2016/10/aqui-no-se-calla-nadie/).

5 de octubre de 2016.

Red de Investigadores de Juventud de la Argentina (RENIJA)

[1] Cf. http://www.mpf.gob.ar/procuvin/files/2016/09/Informe-violencia-policial-sobre-ni%C3%B1os-ni%C3%B1as-y-adolescentes-2015-completo.pdf.  Este informe reconoce como antecedente, el informe sobre violencia policial y alojamiento en dependencias de las fuerzas de seguridad de mayo del 2015. Al respecto Cf. http://www.mpf.gob.ar/procuvin/files/2016/03/Informe-NNyA-en-Comisar%C3%ADas-FINAL.pdf

 

© Copyright 2016 25344157, All rights Reserved. Written For: