La vida de los niños/as: entre la embestida neoliberal y el cinismo del progresismo punitivo.

PPT1En una evidente avanzada para promover la baja la edad de punibilidad sobre los adolescentes en nuestro país, el programa televisivo PPT y sus repercusiones en otros medios del mismo Grupo Clarín, pusieron ayer de manifiesto el rol de los medios masivos de comunicación hegemónicos en la nueva embestida punitiva hacia los niños/as y jóvenes, especialmente a los que habitan las barriadas populares en nuestro país.

Esos niños/as que el Estado ha abandonado, pero que ahora se propone hacerse presente de forma represiva embistiendo sobre ellos/as, en forma de castigo sobre sus cuerpos, porque eso es el sistema penal al cual se los quiere ingresar desde cada vez más pequeños/as, eso es el encierro, el castigo, una forma de ejercer dolor sobre los cuerpos.
La TV expone a un niño de 12 años a contar una historia de profecías autocumplidas, lo expone a contar sus hazañas delictivas (quizás en busca de parecerse a su padre). La TV populariza la frase “no le tengo miedo a nada”. Podemos entender como una características -dentro de las diversas formas de ser adolescente el sentimiento de omnipotencia ante la vida, los jóvenes de clases altas que andan a 200km/hs en autos de alta gama pareciera que tampoco “le tienen miedo a nada”, sin embargo eso no se problematiza, eso no le preocupa al Gobierno, especialmente al Ministerio de DDHH y Justicia aun cuando estén atentando contra sus vidas y la de otros, que vuelve a embestir contra las juventudes pobres.

Luego del informe en directo desde Villa Caraza (conurbano bonaerense), referenciando así la pobreza al delito, y ubicando a esos jóvenes como el peligro, lo peligroso, los causantes de la temida inseguridad, el programa dio lugar a un “debate” de periodistas, supuestos “entendidos” en la cual no participó ningún especialista en el tema expresiones del neoliberalismo en alianza con el progresismo punitivo: en honor a la garantía de derechos la solución que abogan es el encierro.

Desde el OAJ, sostenemos que el sistema penal no fue concebido para restituir derechos, fue concebido para limitar al Estado en las penas sobre los sujetos que cometen un delito. Quien sostenga que los niños/as deben llegar al sistema penal para acceder a derechos, o no entendió el sistema penal o es un cínico/a.
En Argentina hace más de 10 años que están vigentes normas que hablan de la promoción y protección de derechos, normas que se cumplen en forma dispar y con muchísimos déficit, pero se considera que es DELITO el cometido por esos pibes previamente abandonados, no el cometido por el Estado que los abandona.

Es cierto que es URGENTE que el Estado se haga cargo de la niñez, atendiendo que según últimos datos publicados tanto por UNICEF como por el Observatorio de la Deuda social de la UCA, la mitad de los niños/as del país son pobres. Es URGENTE destinar el presupuesto adecuado para el cumplimiento de la ley de promoción y protección de los derechos de todos/as nuestros niños/as. ES URGENTE un Estado social que busque remitir las circunstancias que llevan a los niños/as a vincularse con el delito, a ser el último eslabón de cadenas delictivas.
Es URGENTE que se obligue al periodismo a cumplir la Ley de promoción y protección de derechos de los niños/as, que no es solamente taparles la cara cuando hablan, sino bregar como personas jurídicas de este país a cumplir las leyes, a no criminalizar a los niños/as de nuestro país, a trabajar por promocionar derechos como canales de difusión masivos por excelencia, a dar a conocer las estadísticas existentes sobre delitos, que dicen que el 96,5% de los delitos cometidos en el país los realizan LOS ADULTOS, a denunciar las cadenas delictivas que victimizan a nuestro pibes/as a preguntarse por qué un nene de 12 años tiene un arma? Quien se la vendió? ¿Por qué a los 12 años se enfrentó con un diller? ¿Por qué hay dillers en Villa Caraza? ¿Por qué no va a la escuela, no come todos los días, no juega?

El periodismo debe cumplir las leyes, de lo contrario están cometiendo un delito, disfrazado de un sentimiento de compasión sobre la niñez que sufre, están propiciando mayores sufrimientos para nuestros niños/as.
Señores periodistas de PPT, después de escuchar al POLAQUITO mirándolo cara a cara, de editar sus dichos para configurar en él un monstruo ¿Qué hicieron? Reclamaron al servicio de promoción y protección de derechos de la niñez de Villa Caraza en Lanús que actúen sobre la situación de ese pibe? O sólo salieron a editar una nota amarilla, que atraiga mucha audiencia a la cual llegar con ideas falaces para generar opinión pública que permita y habilite esa represión?

Existen datos, reflexiones, estudios con información real y análisis sobre la niñez en Argentina, que quienes estudiamos la temática ponemos a disposición en forma gratuita. Pueden informarse señores periodistas, o seguir sumándose a un juego perverso de exterminio de la niñez pobre en nuestro país.

© Copyright 2017 25344157, All rights Reserved. Written For: