La demagogia punitivista

En el marco del ciclo de debates con disertaciones de diferentes expertos en derecho, criminología, criminalística y demás disciplinas afines, el día jueves 22 de febrero tuvo lugar la disertación a cargo de la Dra. Silvia Guemureman, sobre La demagogia punitivista  a raíz del caso Chocobar y la represión punitiva estatal que derivó en el asesinato de un ciudadano.

Dado que el marco de la disertación fue la sede de la Universidad de Río Negro del Alto-Valle –Valle Medio, y siendo que los tópicos que salieron a la luz en los medios de comunicación a raíz del caso Chocobar son tópicos que se abordan en materias de la Licenciatura y Ciencias Forenses, la exposición tuvo por objeto analizar el caso de represión punitiva estatal con las categorías de demagogia punitiva, la punitividad pública –desde las hipótesis instrumentales y las hipótesis expresivas-, la criminalidad mediática, las mediciones de temor al delito, y los estudios de victimización.

Se apeló a las fuentes teóricas y empíricas disponibles, abrevando especialmente en la tesis doctoral de la Dra. Alejandra Otamendi Demandas de  “mano dura”: punitividad pública de los residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (2000-2010), en la cual se analizaron todas las encuestas de victimización y relevamientos de opinión sobre pena de muerte realizados en el país desde el año 2000 hasta el año 2010 (DNPC, UDeSA, Latinbarómetro, Gallup-Argentina).

Asimismo, los datos se actualizaron con las últimas encuestas realizadas en los años 2015 y 2017 de Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano (COPUB).  Las encuestas que se conocen desmienten lo afirmado por el publicista del gobierno, Jaime Durán Barba quien aseveró, luego de producido el asesinato de Kukok por parte del policía en servicio Chocobar, que la reacción policial era una respuesta a la demanda de la gente, que “en forma mayoritaria, pide la pena de muerte”. Dicha afirmación causó conmoción social, y el objetivo de la disertación académica fue deconstruir  el artificio discursivo sobre el cual se montó una afirmación falaz.

Así, pudo demostrarse que:

  • Demanda de seguridad no equivale a demanda punitiva. La gente pide mayoritariamente que haya más seguridad, pero no mayores castigos como solución principal.
  • Ninguna encuesta demuestra que se pida pena de muerte como medida mayoritaria
  • En las encuestas, ante la pregunta de qué hacer para mejorar la seguridad, las respuestas oscilan entre la demanda de mejoramiento de las condiciones estructurales en materia de trabajo, educación y pobreza (medidas de prevención social) y las medidas de prevención situacional como el aumento de efectivos policiales, y subsidiariamente –esto es, no como primera opción- aumento en la severidad de la penas, pero no pena de muerte (retribucionismo a secas).
  • El modo de formular las preguntas incide en el modo de responder: la propia idea de consenso punitivo aparece cuestionada a partir de la profundización del análisis de la reacción social, instrumental y expresiva y la segmentación de las respuestas según pertenencia social y experiencias de victimización.
  • Esto indica que sí es necesario dar respuestas a la demanda de seguridad, pero con políticas efectivas y no efectistas.

El desarrollo de cada una de estas afirmaciones, así como su interpretación analítica, puede consultarse y ampliarse en:

  1. Otamendi, Alejandra: Diferencia entre demanda de seguridad (generalizada) y demanda punitiva (mucho menor): http://www.cienciared.com.ar/ra/usr/3/1568/holo21_vii_p155_174.pdf
  1. Otamendi, Alejandra: Punitividad y clase social, ¿dominación, resentimiento o vulnerabilidad?: http://www.cienciared.com.ar/ra/usr/3/1568/holo22v1pp63_92_otamendi.pdf
  1. Otamendi, Alejandra: Punitividad y visión del Estado: http://www.resdal.org/experiencias/lasa2009-paper-otamendi.pdf