16 septiembre, 20205min0

En junio, desde el Observatorio de Adolescentes y Jóvenes, realizamos un primer informe analizando la situación de los y las adolescentes durante la pandemia, llamando la atención sobre cómo la situación de aislamiento, el retiro del Estado en los territorios, la falta de acceso al mundo digital por los sectores rezagados, las condiciones de insalubridad y hacinamiento de muchas familias, impacta de manera diferencial en los y las adolescentes. En este informe queremos enfocarnos en las y los jóvenes, y entre ellos en dos grupos habitualmente invisibilizados para las políticas públicas, pero seleccionados en forma preferencial por las agencias de control social penal, estos son lxs jóvenes que habitan en barrios populares y lxs jóvenes migrantes. Cuando presentamos en el primer informe la situación de los adolescentes, llamamos la atención especialmente sobre el tiempo detenido, las consecuencias y los desafíos de esa pausa impuesta por el aislamiento social en la conformación identitaria y social de este grupo. Cuando analizamos la experiencia de las y los jóvenes frente a la pandemia y el aislamiento social, y en particular de la juventud de los barrios populares y de los jóvenes migrantes que están viviendo en Argentina, que muchas veces son coincidentes, emerge la noción de fronteras, para unos las nacionales e institucionales, para otros, o para todos, la pobreza y el barrio.

Desde el Observatorio entendemos que hay muchas formas de ser joven, y partimos de un concepto de juventud como una categoría dinámica, sociohistórica, culturalmente construida la cual debe comprenderse siempre de forma situada y relacional (Margulis y Urresti, 1996). A fines prácticos y en algunas dimensiones nos circunscribimos a la franja etaria de 19 a 29 años. Este grupo representaba según el Censo 2010 el 18% de la población (17,7% según EPH 2020) y de los cuales, los y las jóvenes migrantes representan el 4,6% aproximadamente.

Para analizar la juventud en barrios populares, se tomó como caso de estudio el Barrio Padre Carlos Múgica (ex Villa 31-31 bis) en la Ciudad de Buenos Aires, a partir del trabajo realizado por tres estudiantes de la Maestría en Problemáticas sociales infanto juveniles (UBA/Derecho), cuya versión completa se encuentra disponible en el sitio web del Grupo de Estudios sobre infancia, adolescencia y juventud. Asimismo se incorporan entrevistas realizadas a referentes del Programa Envión en Avellaneda y del Barrio Sarmiento en San Martín, cuyos extractos de entrevistas están disponibles en el canal de youtube del OAJ.

El informe aborda asimismo y de manera específica la juventud migrante, en particular de aquellos jóvenes que, nacidos en otro país, se instalan en Argentina con el objetivo de trabajar, estudiar o residir durante algún tiempo. Esta segunda sección fue elaborada en conjunto con las y los jóvenes pertenecientes a la organización EsMiUBA, un colectivo de jóvenes migrantes residentes y estudiantes en Argentina. En ambos casos se busca comprender las dificultades y el impacto que la llegada del COVID-19 y del aislamiento social obligatorio han tenido en estos grupos.



3 junio, 20202min0

El tiempo detenido de adolescentes y jóvenes

La pandemia, y el encierro, no afectan a todos los grupos por igual. Demás es sabido que afecta en forma diferencial según clase social, grupo de edad, ubicación geográfica, condiciones de vivienda, acceso a servicios, y demás variables que determinan e inciden en todos los fenómenos sociales. Del mismo modo que el COVID-19 es más peligroso para las personas mayores en términos de morbilidad, la obligación de encierro y distanciamiento social, ese nuevo “afuera” impacta de forma abrupta en todos los segmentos etarios. Desde el Observatorio de Adolescentes y Jóvenes (OAJ) nos interesa reflexionar sobre niñxs, adolescentes y jóvenesi.



2 junio, 20204min0

Al iniciarse el asilamiento obligatorio frente a la llegada del COVID-19 desde el Espacio Agenda Migrante 2020 – un colectivo de organizaciones de migrantes, de derechos humanos y grupos de la academia del cual el OAJ forma parte – se realizó una consulta a personas migrantes y refugiades: “Situación de la población migrante/extranjera residente en Argentina ante el avance del coronavirus”

En relación a la situación económica:

– El 75 % de las personas se encontraba trabajando antes del aislamiento aunque solo el 25% de manera formal.

-Más de 70% de las personas encuestadas declaró que su fuente de ingreso se vio fuertemente afectada al iniciarse el aislamiento: el 58% indicó que dejó de percibir por completo un salario o ingreso y el 13% parcialmente. Entre los rubros más afectados se encuentra el trabajo en casas particulares, la construcción, la actividad fruti hortícola, y la venta ambulante, forman parte de la gama de trabajos informales.

– Solo el 6% de las personas consultadas accedió al IFE. El rechazo se extiende no solo entre las personas con pocos años de residencia sino inclusive con migrantes de largo arraigo.

-El 79% indicó que no recibe ayuda ni beneficios sociales de ningún tipo. Esta alta cifra se debe a obstáculos históricos de acceso de les migrantes a la seguridad social y a pensiones no contributivas, justamente por la exigencia desmesurada de años de residencia.

Ante esta situación de urgencia el Espacio de la Agenda inició un diálogo con el gobierno para solicitar en particular, la atención a la situación de emergencia socioeconómica que está viviendo gran parte de la población migrante, en particular se solicita el acceso al IFE sin restricciones y revisión de las condiciones de tramitación a los programas de protección y contención socio-económica.

El informe completo está disponible en el siguiente enlace:

https://drive.google.com/file/d/1bsBrQBf3yZ-PcWIz_LOQ4UUw6NUZSlfj/view?usp=sharing


migrarforoboletin.png

12 diciembre, 20171min0

En el último año se ha producido un cambio profundo en el tratamiento de las migraciones por parte del principal órgano involucrado en la Ley de Migraciones Nº 25.871 -sancionada en diciembre de 2003-, la Dirección Nacional de Migraciones (DNM). De un paradigma de prácticas centrado en los derechos humanos de las personas migrantes (con independencia de su estatus jurídico migratorio), hemos pasado rápidamente a un paradigma que concibe las migraciones como un “problema” de seguridad nacional y de orden público. Estas acciones y cambios, perfilan a la Argentina dentro del contexto internacional, ya que de esta forma busca acatar las recomendaciones a los Estados en el marco del Pacto mundial para una migración segura, regular y ordenada.

En este Informe abordamos los siguientes ejes:

  1. Sobre el decreto migratorio 70/2017
  2. Niños y niñas migrantes
  3. Infografías

Descargá el Informe completo acá


logo-sp1.png

21 mayo, 20171min0

A invitación del Gobierno de la Argentina, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas realizó su segunda visita oficial de país entre el 8 y 18 de mayo de 2017. El Grupo de Trabajo visitó diversas instituciones de privación de la libertad a nivel federal y provincial, entre las que se incluyen institutos penitenciarios, comisarías, centros de detención de menores y entidades psiquiátricas. Asimismo, entrevistó a una gran cantidad de personas que se encuentran actualmente privadas de su libertad.



22 abril, 20172min0

INFO3_ESUn excelente informe e infografía realizada por la Internacional Detention Coalition a partir de datos de la CIDH y de otras fuentes compara las normativas y prácticas de detención migratoria en las Américas.

El estudio muestra una diferencia sustantiva entre los países del sur del continente y el resto: “El uso de la detención como instrumento de control migratorio es común y extendido por toda Norteamérica. En cambio, más al sur en el continente, ésta tradicionalmente se ha usado de manera esporádica, y en muchos casos como último recurso. En países de Sudamérica como Argentina, Bolivia, Brasil y Ecuador, así como en países centroamericanos como Costa Rica, se cuenta con políticas y/o prácticas migratorias que garantizan y protegen en mayor medida el derecho a la libertad de las personas en movimiento y la observancia al principio de excepcionalidad de la detención”.

Es para mantener esta dimensión de excepcionalidad de la privación de libertad frente a la irregularidad migratoria es que se debe impedir el DNU que modifica la ley 25.871 así como la creación de un centro de detención en Argentina.

Ver informe: http://idcoalition.org/es/informe-regional-2017-graficos-y-recomendaciones/

 

 



22 abril, 20172min0

CzEkUq2WQAAtyRoTras largos años de debate y de lucha por parte de activistas de derechos humanos, organizaciones migrantes, académicos y organismos internacionales el senado brasilero aprobó el pasado 18 de abril la nueva Ley migratoria que incluirá finalmente a Brasil dentro del paradigma desde el cual se viene promoviendo y abordando la migración en Suramérica.

La nueva ley no incluye el derecho a migrar como la argentina y uruguaya pero incorpora específicamente la “no criminalización de la migración” y la no discriminación. Asimismo institucionaliza el mecanismo de visado humanitario que ya viene desplegando Brasil hacia migrantes haitianos y sirios – y que en su dimensión es único en la región.

Queda aún el desafío que Temer sancione el proyecto sin realizar modificaciones sustantivas.

Ver artículo de CONECTAS: http://www.conectas.org/pt/acoes/politica-externa/noticia/47192-nova-lei-de-migracao-e-aprovada-no-congresso

Ver nueva ley migratória brasileira: http://legis.senado.leg.br/sdleg-getter/documento?dm=3673566&disposition=inline