Presentación derecho a la educación

El derecho a la educación goza de un reconocimiento importante en la normativa argentina, sobre todo a partir de que en el año 1994 la Convención sobre los Derechos del Niño se incorpora a la Constitución Nacional, lo que implica el pleno goce efectivo de un conjunto de derechos para los niños, niñas y adolescentes, que no puede ser ejercido en nombre de ellos, sino que debe serlo en forma directa por ellos.
Asimismo, en las últimas décadas se han legislado diferentes normativas y desarrollado diversas políticas en la Argentina que van en esa misma línea del reconocimiento descuela rural berniel derecho a la educación, a la vez que se ha firmado las Metas Educativas para el año 2021.
El derecho a la educación tiene diversos aspectos y puede ser enfocado desde múltiples perspectivas. Es por sobre todo un derecho social que debe ser garantizado fundamentalmente por el Estado. El derecho a la educación garantiza el acceso a una educación de calidad y una educación que brinde las posibilidades a cada una de la personas para un pleno desarrollo de su personalidad a lo largo de la vida. Así ha sido postulado en diferentes tratados y convenciones internacionales. La Declaración Mundial sobre Educación para Todos realizada en Jomtien en el año 1990 expresa que “La educación es un derecho fundamental de toda persona, mujeres y hombres, de todas las edades, en el mundo entero”.
El derecho a la educación es uno de los derechos que mejor deja entrever la interdependencia e integralidad de los diferentes derechos humanos. Según la UNESCO garantizar el derecho a la educación es una condición necesaria y fundamental para la exigencia del cumplimiento de los otros derechos humanos.
A la hora de evaluar el nivel de cumplimiento de este derecho, hay varias dimensiones a tener en cuenta. Por una parte, el grado de inversión que el Estado asume en relación a la educación y sus características. Por otra parte, atender a las políticas públicas que desarrollan los gobiernos para cumplir con este derecho, entre éstas atender la existencia y características de iniciativas dirigidas a los sectores socialmente desfavorables que les permita acceder, sostener y finalizar la escolaridad. Pensar a la política pública desde esta perspectiva es pensar la relación entre políticas y derechos en cuanto a que estos son el marco conceptual que guía
Para entender el alcance del cumplimiento de ese derecho es imprescindible tener en cuenta el carácter descentralizado del sistema educativo argentino, en el marco del cual la implementación de políticas y programas opera en distintos niveles: nacional, provincial, municipal, escolar; todos ellos atravesados por las relaciones que se establecen entre los actores involucrados, con intereses diversos en muchos casos, y por las desigualdades sociales, políticas y territoriales que se traman con la implementación de cualquier política pública.
Considerando los últimos años, el sistema educativo en Argentina atraviesa además un proceso de transformación producto de la puesta en vigencia de un marco normativo amplio a partir del año 2006: la ley de Educación Nacional N° 26.206. Dicha normativa promueve cambios significativos en los distintos niveles y modalidades tendientes a cumplimentar con la obligatoriedad del nivel secundario, ampliar la educación inicial -se promueve la universalización de las salas de 3 y 41 años, en tanto la sala de 5 años ya era obligatoria- y fortalecer la formación docente con el objeto de asegurar el acceso al sistema educativo, mejorar las trayectorias escolares de los alumnos, lograr la equidad educativa y mejorar la calidad de la educación pública.
La obligatoriedad del nivel inicial y del nivel secundario puso a su vez en evidencia las dificultades que presenta aún el sistema educativo nacional para albergar a todos los NNyA en edad escolar. En especial, la inclusión de la obligatoriedad del nivel secundario puso en discusión las características de la educación de este nivel así como la necesidad de avanzar en políticas específicas que garanticen el derecho a la educación y disminuyan las desigualdades que lo caracterizan. Se destacó la importancia de trabajar a partir de las características de los jóvenes que hoy están en la escuela secundaria en pos de que puedan cumplir con todo el nivel y que los contenidos allí trabajados sean significativos y valiosos para su inclusión en la vida social.
En esta sección específicamente nos proponemos caracterizar y analizar el acceso al derecho a la educación de adolescentes y jóvenes a nivel país, con especial énfasis en Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires. Para ello, en la subsección Estadísticas relevaremos y sistematizaremos información estadística producida por otros organismos y por el Observatorio que contribuya a componer un mapa de las características generales del nivel medio y la educación de jóvenes del sistema educativo nacional. Este mapa se completará con la subsección Políticas educativas y normativa donde, a partir del monitoreo de las reformas legislativas y del ciclo de las de políticas educativas, buscaremos dar cuenta del impacto que tienen en el acceso al derecho a la educación de los adolescentes y jóvenes.

1 En el 2015, la sala de 4 años pasa a formar parte de los años obligatorios.