Juventudes-clacso-tapa.png

10 agosto, 20182min0

Ya está dispónible para su lectura online y descarga «Juventudes e infancias en el escenario latinoamericano actual», compilado por Melina Vázquez, María Camila Ospina-Alvarado y María Isabel Domínguez, editado por CLACSO y el CINDE (Universidad de Manizales). En el mismo, la directora del OAJ, Dra. Silvia Guemureman, participó del artículo «Quién cae dónde. Desigualdades, políticas y construcción socio-estatal de las infancias, adolescencias y juventudes en el escenario argentino actual». en coautoría con Alejandra Barcala, Andrea Bonvillani, Mariana Chaves, María Florencia
Gentile, Eduardo Langer, Marina Larrondo, Valeria Llobet, Liliana Mayer, Marina Medan, Pedro Núñez, Melina, Vazquez y Pablo Vommaro. En este trabajo, los autores y las autoras eligen tomar la imagen de la «caída» (en uno de los discursos del presidente Mauricio Macri sobre niños y niñas que asisten a la escuela pública) para proponer una reflexión y un análisis sobre la situación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en el escenario contemporáneo.



2 noviembre, 20161min0

En este artículo Claudia Bracchi trabaja sobre dos prácticas que han caracterizado a la escuela secundaria argentina  y que  aún hoy «no parecen haber sido lo suficientemente cuestionadas y constituyen alguno de los apoyos de la matriz selectiva de una escuela que actualiza permanentemente la lógica dicotómica del “premio” y el “castigo”: la repitencia y el mérito.»

Artículo completo. 


violencia.jpg

3 agosto, 20161min0

En la ponencia que compartimos mediante esta publicación, se presentan algunos de los resultados de una investigación que tuvo como objetivos describir las representaciones e ideas que tienen los/as jóvenes sobre las masculinidades y el vínculo entre esos modelos con indicios de violencia de género en las relaciones afectivas.La violencia de género es un problema de Salud Pública. En el noviazgo, tiene sus propias particularidades y un alto impacto en la salud de los y las adolescentes.



23 junio, 20162min0

Marisa Feffermann,

Editora VOZES, 2006.

(resumen de la presentación realizada por Iray Carone -professora aposentada do Instituto de Psicologia da Universidade de São Paulo e pesquisadora da Universidade Paulista-)

Com diz um ditado latino, são os leitores que determinam o destino de um livro. Eu diria que o livro de Marisa, resultante de uma tese de doutorado defendida no Instituto de Psicologia da Universidade de São Paulo, criou algo realmente novo para análise e reflexão dos leitores sobre a realidade dos jovens inscritos no tráfico de drogas.feffermann_vidas arriscadas

No âmbito geral, é um livro sobre os jovens de classes subalternas  e os riscos de vida que estão correndo nas sociedades atuais, sobretudo naquelas em que o Estado se mostra omisso e violento.

Se analisarmos a configuração da exposição do livro, veremos que obedece a uma premissa da dialética clássica: a do primado do todo sobre a parte, do primado do social sobre o individual. O estudo sobre as condições objetivas (econômicas, históricas, políticas e sociais) é parte necessária de sua análise das condições subjetivas, ou seja, da psi cologia social dos jovens inscritos na prática do narcotráfico. E mais: em seis capítulos, encontraremos três sobre os jovens (capítulos 3, 5 e 6); sobre as condições objetivas, os outros três (capítulos 1, 2 e 4). Mas não são partes indissociadas, pois tudo que está referido nos capítulos sobre as condições objetivas está também presente como determinações dialéticas nos capítulos sobre as condições subjetivas.

 



23 junio, 20162min0

José Manuel Valenzuela (coordinador)

Biblioteca de Infancia y Juventud, Ned Ediciones, 2015

El 26 de septiembre de 2014, estudiantes de Magisterio de Ayotzinapa, en Iguala – Guerrero, tomaron autocares con el fin de trasladarse a la Ciudad de México y participar en la marcha conmemorativa de la matanza de estudiantes del 2 de octubre de 1968, pero fueron interceptados por la policía y el ejército. Los jóvenes fueron secuestradjuvenicidio_FINAL_15,81mmOKos y entregados al narcogrupo Guerreros Unidos.

Los sucesos de Ayotzinapa se inscriben en un marco definido por el Juvenicidio, proceso que implica una condición precaria persistente que ha costado la vida de decenas de miles de jóvenes en México, a cientos de miles en América Latina y se ha extendido también por Europa.

El Juvenicidio posee varios elementos constitutivos que incluyen precarización, pobreza, desigualdad, estigmatización y estereotipamiento de conductas juveniles (de manera especial de algunos grupos y sectores juveniles) y la banalización del mal. El orden dominante ha ampliado las condiciones de precariedad, vulnerabilidad e indefensión de estos grupos usando ordenamientos clasistas, racistas, sexistas, homofóbicos, y un orden prohibicionista que, con el pretexto de combatir al llamado crimen organizado, ha funcionado como estrategia que limita los espacios sociales de libertad.

El panel pone frente al espejo el caso de Ayotzinapa con otras formas de juvenicidio acaecidas en países latinoamericanos como Argentina, Brasil, Colombia y Centroamérica, así como con nuevas formas de juvenicidio moral emergentes en Europa.

 



23 junio, 20163min0

José Manuel Valenzuela

Colegio de la Frontera Norte, 2015

En este trabajo, José Manuel Valenzuela Arce recrea ámbitos fragmentados de la historia social de la frSed de mal-valenzuelaontera para comprender su situación actual, caracterizada por la conspicua presencia de trasiego de drogas, miedo, violencia y muerte, así como expresiones extremas que cobran forma en fenómenos inaceptables de exclusión, precarización, miedo, violencia, feminicidio y juvenicidio.

Sed de mal, es un libro que interpreta expresiones de cultura, violencia, feminicidio y exclusión en ámbitos fronterizos. En esta obra el autor incorpora escenarios  significados por fronteras nacionales, de género y generacionales; a su vez define categorías para interpretar aspectos sociales y culturales que han marcado la vida fronteriza y su dimensión prefigurativa que se expande en ámbitos no fronterizos, como es el caso de la maquila o los códigos de barrio que definen los sentidos de vida y muerte de los jóvenes y su diversidad de grupos que abrevan el repertorio simbólico de los barrios transfronterizos, donde crecieron pachucos, cholos y mareros.

En la frontera se (re)significan los imaginarios sociales, espacios de definición de los sentidos cotidianos y los significados de vida y de muerte, una muerte que ha cobrado inadmisible presencia en la vida fronteriza como expresión artera, cruenta y atemorizante que sitia espacios de libertad, acota rutinas cotidianas, amplifica imaginarios de miedo, mutila proyectos de vida, desnuda la corrupción institucional, evidencia los yerros en la procuración de justicia, adultera al Estado y sus instituciones, propicia resistencias sociales que surgen del dolor, el agravio y el hartazgo; en un proceso donde han tenido peculiar presencia las leyendas negras y algunas expresiones culturales cuestionadas y proscritas como los corridos, que emulan escenarios fronterizos, y el narcomundo, cuya profunda presencia social recrea distopías que ensombrecen los entramados fronterizos.



23 junio, 20163min0

Osvaldo Marcón

Editorial Miño y Dávila, 2016.

Ante las situaciones penales protagonizadas por adolescentes o jóvenes se reiteran ciclos de cólera ciuMarcon-Sistema judicial en la miradadana con dos destinos centrales. Por un lado, la rabia se destina a esos jóvenes «delincuentes» y, por otro lado, la ira se dirige hacia los dispositivos estatales, especialmente los judiciales. Así, se pone de manifiesto el quiebre en la legitimidad social de estos últimos para regular tales manifestaciones de la cuestión social nacional.

En tal marco la crítica profesional y académica hacia los viejos sistemas de justicia («de menores») pareciera funcionar más como chivo expiatorio que como agudización del pensamiento. Simultáneamente la suerte de religiosidad laica con que se cubre a los ya no tan nuevos sistemas de responsabilidad penal juvenil tampoco parece aportar demasiado a superar el referido déficit en la legitimidad socio-judicial.

«El diablo está en los detalles», reza el conocido proverbio anglosajón. En términos generales, el orden socio-jurídico se muestra usualmente aceptable, aún cuando discursivamente se admite su perfectibilidad. Sin embargo en los detalles de esas apariencias pueden encontrarse las raíces del problema. Entre ellas contamos los supuestos culturales que resultan decisivos al momento de aplicar las normas. Este sistema de supuestos prefigura las tecnologías que se utilizan en la intervención socio-judicial y las instituciones en las que ellas se apoyan. De este modo, los supuestos teóricos y las normas jurídicas tienden a quedar en un disimulado segundo plano pues son tales bases culturales las que orientan la acción concreta. Y gracias a ese disimulo ellas no están suficientemente a la luz por lo que, entonces, no suelen formar parte de las transformaciones impulsadas.

Este libro procura sacar a la luz al menos algunas de tales raíces, siempre en relación con la pretendida responsabilización, y en la convicción de que dicha tarea es condición necesaria para imaginar escenarios más acordes con la vigencia robusta e integral de los Derechos Humanos del Niño.



23 junio, 20162min0

Osvaldo Agustín Marcón

Espacio Editorial, 2013
El discurso a favor de la responsabilización penal juvenil se apoya fuertemente en la defensa de varios Derechos Humanos que la lógica tutelar viola. Procura  intervenciones penales que limitan formalmenMarcon-RPJte las arbitrariedades estatales. En este restringido sentido la responsabilización expresa avances propios de la Modernidad respecto del castigo inquisiorial (medieval). Pero simultáneamente contrabandea intencionalidades más ligadas a la penalización lisa y llana del conflicto social que a la Perspectiva de Derechos. Así, la copia acrítica de lógicas propias de la justicia penal de mayores, so pretexto de promover juicios justos y mejores políticas sociales (aspiraciones obviamente innegociables), impulsa el espíritu noventista (post Consenso de Washington) que tergiversó el originario ochentismo de la Convención Internacional de los Derechos Humanos del Niño. La responsabilización penal juvenil dice combatir el viejo tutelarismo pero, situada culturalmente,  lo reemplaza por otro de naturaleza tecnocrática. El joven judicializado pocas veces logra algo más que un protagonismo jurídico-formal en escenarios tan o más despersonalizados que los anteriores. La responsabilización se espera como resultado de sanciones menos crueles pero que mantienen el castigo unilateral y la responsabilización individual como matriz de intervención social. Condenada por la CIDH, Argentina necesita reemplazar el régimen penal juvenil heredado de la última dictadura. Para ello requiere un Sistema Nacional de Justicia Juvenil Restaurativa. Aspectos de dicha discusión se incluyen en este libro.